30 mayo, 2017

Perú 1990: contracción de la natalidad

El billete de mayor denominación en 1990.
Equivalente a 5 soles de hoy (1,5 USD)
El período final de la década de los 80 ha tenido un impacto muy fuerte en la historia reciente del Perú; sin embargo, considero que es necesario que nuestras ciencias sociales hagan esfuerzos mayores para entender las diversas ramificaciones de un período que conjugó no sólo la peor crisis económica de nuestro siglo XX, niveles de violencia política sin precedentes, sino también el colapso del sistema de partidos, la total inoperancia de la institucionalidad estatal, y la fabricación, desde el gobierno, del régimen nefasto que definirá la década siguiente, etc.
Un evento complejo de ese período que llamó la atención a José Rodríguez y a mí hace 17 años se refiere a una contracción temporal de la natalidad. La literatura demográfica ha mostrado que en situaciones de extrema violencia (como las guerras) o de crisis económicas devastadoras, las personas pueden optar por postergar sus intenciones reproductivas y, entonces, se produce una contracción de corto plazo en la natalidad. El Perú de finales de los 80 vivió no uno, sino ambos fenómenos simultáneamente, gracias a las acciones iniciadas por la agrupación liderada por Abimael Guzmán (AG), y el nefasto gobierno de Alan García (AG). Así, nos preguntamos si la conjunción de estos dos factores llevó a una contracción de la natalidad en el Perú de finales de la década de los 80 (contracción que no aparece en las cifras oficiales de población).
El colapso estatal de aquel período se expresó en muy diversos terrenos. Uno que nos tocó presenciar de cerca a José y a mí, fueron los sistemas de información básica del Sector Educación. En efecto, la estadística educativa más elemental había colapsado a fines de los años 80 y el esfuerzo necesario para reconstruir el sistema tomó varios años. De hecho, pudimos tener un primer Censo Escolar en 1993 y, luego de éste, intentos fallidos por tener uno nuevo hasta 1997. Es recién en 1998 que empieza a producirse de modo regular (como se sigue haciendo hasta ahora) censos escolares anuales (con una absurda interrupción en 2003).
Cuando empezamos a “cerrar” los eventos censales de esos años (1998, 1999 y 2000), vimos algo curioso: estos eventos mostraban de modo sistemático que la cantidad de niños nacidos alrededor de 1990 que estaban matriculados en el sistema era de una magnitud menor a la esperada. ¿Había menos niños nacidos ese año? ¿había alguna razón para que los niños nacidos en ese año hayan ingresado a las escuelas en una proporción menor que sus pares de años precedentes o siguientes?
Luego de revisar varias cosas concluimos que la hipótesis más plausible era que, efectivamente, habían nacido menos niños alrededor de 1990. Sin embargo, nuestros intentos por lograr que el INEI revisara este tema no fueron fructíferos.
Pasados los años, nuevas fuentes de información se tornaron disponibles (las personas nacidas alrededor de 1990 se registraron para obtener el Documento Nacional de Identidad, las estadísticas vitales de los años previos al final de los 80 y posteriores fueron publicadas, etc.), así que tuve recientemente la oportunidad de revisitar este tema.
Al juntar diversas piezas de información, logré encontrar que, efectivamente, entre 1989 y 1991 se produjo una contracción temporal de la natalidad en el país presumiblemente atribuible al efecto conjunto de las acciones encabezadas por los dos AG antes mencionados. Así, el Perú aparecía como un caso de interés para los estudios demográficos en tanto y en cuanto se trataba de una contracción de la natalidad asociada de modo conjunto a dos tipos de eventos que, se sabía, podían afectar en el corto plazo la natalidad de modo independiente. En el Perú tuvimos ambas cosas a la vez, algo que podríamos llamar un "efecto AG2".
Julio de 1988:
Extensa entrevista en la que SL anuncia
 la proximidad de la insurrección en las ciudades
Esta contracción de la natalidad tuvo una magnitud inmensa: 120 mil nacimientos de menos en esos tres años según la estimación conservadora que pude computar. Esta magnitud que corresponde a tres años, es equivalente al doble del número de muertes causadas por la violencia (estimadas por la Comisión de la Verdad) en dos décadas (1980-2000).
Para los interesados, este hallazgo ha sido publicado recientemente por el Journal of Population Research (revista de la Asociación Australiana de Población), la referencia completa y el enlace aparecen al final de esta nota.

Dado que el texto publicado se encuentra en inglés y no es de acceso libre, me pareció oportuno escribir esta nota presentando la idea central del mismo para una audiencia más amplia.

Enlace al artículo en el Journal of Population Researchhttps://link.springer.com/article/10.1007/s12546-017-9184-5 


Guadalupe, C. (2017). A temporary contraction in the number of Peruvian births circa 1990: documenting a previously undetected event. Journal of Population Research. http://doi.org/10.1007/s12546-017-9184-5

1 comentario:

  1. Divertido, el nombre del evento. Por esa época yo tuve dos hijos, uno en 1989 y el otro en 1990. Pasé de tener tres empleos e ingresos suficientemente altos en 1988 como para casarme y decidir iniciar familia, a cachuelear ocasionalmente, hacer taxi (un solo día aciago -aciago algo) y decidir dejar de pagar impuestos, a lo Thoreau, en 1991. AG2 dejó secuelas que no se han cerrado todavía.

    ResponderEliminar